El club cuenta con el apoyo del Concello para militar en la elite

El Club Baloncesto Arxil está indeciso ante la posibilidad de poder participar la próxima temporada en la máxima categoría del baloncesto nacional o repetir en la Liga Femenina 2. Por el momento, la directiva que preside Milagros Sanmartín tiene previsto presentar la documentación pertinente para poder salir en cualquiera de las dos.

Las palabras del alcalde Fernández Lores, de que el Arxil estaría en Liga Nacional, propició que los dirigentes se animasen a buscar una plaza en dicha categoría, motivo por el cual presentaron la documentación en la Federación Española para ambas categorías.

La prioridad de la entidad pontevedresa en estos momentos es buscar un aval que les permita salir en Liga Femenina y para ello ya presentaron una solicitud en la entidad crediticia Abanca, pero por el momento no han tenido contestación a dicha petición, aunque por el medio estuvieron el sábado y el domingo.

La posibilidad de llegar a la categoría pasa por la renuncia de varios clubes a participar en la competición. En un principio, el Zamora y el Predilunio de Madrid parece que no están por la labor de seguir al igual que el Rivas Futura, también de Madrid, que también tiene problemas económicos para salir.

1

FUENTE: FARO DE VIGO


 

El Arxil sopesa competir en  Liga Femenina

Si queda una plaza vacante, irán a por ella

La directiva del Club de Baloncesto Arxil sondea la posibilidad de salir a competir la próxima temporada en la máxima categoría del baloncesto nacional en caso de que aparezca algún puesto vacante en esta competición.

En algunas ocasiones ocurrió que por diversos motivos alguno de los equipos que ganó en la cancha el derecho a competir en la Liga Femenina no pudo ejercer ese privilegio por diversas razones. Imposibilidad de reunir toda la documentación exigida por el comité de competición o la falta del aval económico obligatorio para convertirse en un integrante más de la primera división, suelen ser razones comunes que obligan a algunos equipos a renunciar a su plaza.

Si se da esta situación, en la sede del club lo tienen claro: optarán a ella. Sin embargo, hasta la fecha no hay nada confirmado y si se abre esa posibilidad habrá que superar bastantes trámites para convertirse en equipo de la Liga Femenina 1.

Con 30 años de historia a sus espaldas, el club se quedó esta última temporada con la miel en los labios después de disputar la fase de ascenso en Lugo sin tener la suerte necesaria para ganar el premio consistente en el salto a la máxima categoría del baloncesto femenino nacional

FUENTE: LA VOZ DE GALICIA