Hoy, en el cuarto día de campus, disfrutamos de dos sesiones lúdicas.
En el Ecoparque pasamos una mañana fantástica, con muy buen tiempo y demostrando nuestras habilidades.
Sorteando todas las pruebas conseguimos acabar todas sin rendirnos.
Damos gracias al personal del Ecoparque, entre ellos a Javi Besada, nuestro coach, que forma parte de esos trabajadores fantásticos y también de ellos a Cristina Tomé con la que gestionamos  todo con anterioridad y que nos facilitó mucho el trabajo.
Por cierto, Cris también forma parte de la familia Arxil, ya que fue jugadora de nuestro Club.
Por la tarde, después de coger un poco de energía con la comida,  afrontamos “a percura do tesouro”.
Menudo trabajiño! Marita con la ayuda de San, nos prepararon unas pruebas en las que tuvimos que trabajar en equipo para llegar a un tesoro final, muy muy dulce…
Que importante la concentración, la habilidad, la colaboración y el trabajo de equipo.
Aunque un candado se nos resistió un rato,  todos los equipos llegamos en una media de 80 minutos al punto de encuentro.
¡Mañana  a por la última jornada del 2019!