UNA EXPERIENCIA SIEMPRE INOLVIDABLE PARA LAS JUGADORAS

La clasificación era lo de menos. Ya el grupo de partida (grupo D) no era flojo pues tanto el Celta como el Estudiantes de Lugo venían con un buen conjunto y la victoria ante ellos no se consiguió aunque se peleó. Cerrando el grupo quedó el San José de Valladolid, que a pesar de acabar sin victoria plantó muy buena cara en cada uno de los partidos. Siendo contra este equipo la única victoria del  torneo para las nuestras, la cual fue sufrida en los últimos compases del partido.

En la segunda jornada el Arxil se enfrentó a un Ponferrada que con el paso del partido, dominado por el Arxil en todo momento, consiguió ir remontando hasta acabar ganando por tres puntos en el último minuto. Partido duro y con bastante permisividad por parte del grupo arbitral. Y con este se acabó la participación por este año ya que en esta segunda jornada se resolvían los cruces a un solo partido quedando fuera del torneo debido a la derrota.

Pero como decíamos al principio, a pesar del resultado, las nuestras han vuelto a casa como todos los años, con una gran alegría y mayor cansancio por haber podido participar en un torneo tan grande como es este, a donde acuden equipos de gran talla nacional y que cuenta con una muy buena organización.