Paliza de un necesitado ADBA al cuadro verde, que se aprovecha del fallo del Segle.

Dura derrota para el Arxil en su visita a Avilés. Ganó quien más lo deseó y ese no fue otro que el ADBA Inmobiliaria Hermanos Antuña, que desde el principio salió al choque mucho más metido, conocedor de lo que se jugaba.

Con el agua del descenso a la altura del cuello, el equipo aviselino pasó por encima de un Arxil que no compareció en Avilés, pero sobre todo fue un flan en defensa.

Poco a poco el ADBA fue cogiendo distancia y el Arxil se vino abajo tras el descanso. En un tercer cuarto fatídico, el cuadro asturiano encadenó un parcial de 13-0 y dejó a su rival con solo cinco puntos anotados. El 26-5 fue una losa demasiado grande y el partido quedó visto para sentencia a falta de un último cuarto que solo sirvió para sonrojar más a las visitantes, que pese a todo salvan ya la categoría pr el tropiezo del Segle XXI.