Dura pero productiva jornada la del Arxil este fin de semana. Las pontevedresas recibieron en el CGTD a uno de los equipos más complicados de la categoría, el Rioja ISB, que, además, pelea por mantenerse dentro de los puestos de play-off. A pesar de la dificultad del choque, que, a priori, resultaba difícil para las de Méndez, éstas mantuvieron el tipo y consiguieron sumar una nueva victoria a falta de dos partidos para el final de la temporada, asegurándose la permanencia en Femenina 2.

Comenzó muy igualado el choque. Ambos equipos muy fuertes en el plano ofensivo, aunque cometiendo algunos errores en el defensivo. Ésto hizo que los primeros diez minutos finalizasen con un 21-22. El segundo cuarto fue bien distinto. El acierto de cara a canasta, sobre todo de Cassie Oursler (18 puntos), permitía a las locales irse al descanso con una renta de 10 puntos (43-33).

Tras la reanudación, las visitantes volvieron a ganar algo de terreno aprovechando grietas defensivas de las pontevedresas. Así, el choque llegaba al último tramo con el marcador mostrando un resultado muy ajustado (55-54), pero favorecedor para las de Méndez. Éstas tiraron de orgullo, se apoyaron en su afición y consiguieron demostrar que realmente sí se puede. Con un parcial decisivo de 26-19, ponían punto final al encuentro y celebraron que la importante victoria se quedaba en casa (81-73).

Ahora, les toca a las pontevedresas hacerle frente al penúltimo partido del curso. El próximo fin de semana viajarán a Barcelona para medirse, en choque directo, al Segle XXI (rival directo), equipo al que derrotaron las de casa el pasado mes de diciembre en el Centro Galego de Tecnificación Deportiva.

Consulta el acta del Arxil-Rioja ISB.