El debut del CB Arxil deberá esperar después de que la Federación Española de Baloncesto decidiese posponer la primera jornada de la Liga Femenina 2, que debería jugarse este mismo fin de semana, al no poder ofrecer “garantías sanitarias para que las deportistas y los demás participantes del mismo puedan desarrollar su labor sin riesgo de contagio”, según expone el comunicado hecho público por el ente federativo a media tarde de ayer.

La medida llega ante la imposibilidad de realizar a tiempo las pruebas PCR a las que todas las delegaciones tienen que someterse 72 horas antes de la disputa de cada partido. Unos test que en las primeras tres jornadas serán sufragados por la propia Federación y realizados también por doctores de la misma. La tardanza en el suministro de este material por parte del laboratorio al que se le compró ha provocado que sea imposible cumplimentar el trámite a tiempo. No obstante ya han llegado los test  y se está a la espera que el miércoles o jueves los servicios médicos de la Feb  se los hagan a la primera plantilla

De hecho, estaba previsto que, en el caso del CB Arxil, las pruebas se realizasen hoy  viernes, poco más de 24 horas antes de su encuentro del sábado en Pontevedra ante el Arxil y no en las 72 horas previas, como estaba pautado.

Con esta medida, la competición arrancará oficialmente en la segunda jornada, en la que el CB Arxil se medirá como local al Maristas el sábado día 10.

Los clubes implicados en la primera sesión liguera deberán ponerse de acuerdo para fijar la fecha de sus encuentros antes de la conclusión de la primera vuelta. El cuadro Pontevedrés ya ha contactado con el Baxi  y, si se dan las condiciones pertinentes y la FEB lo aprueba, podrían verse las caras, este mes de octubre por la semana..

. El club pontevedrés está trabajando en todos los aspectos que marcarán esta campaña excepcional. En este sentido, durante la liga podrán ser 300 aficionados que puedan reunirse en cada partido, siempre que así lo permita el protocolo que debe aprobar la Fundación de Deportes para la instalación, garantizando la distancia de seguridad entre butacas ya que por el momento este protocolo en el CGTD solo deja 60 aficionados. Es por ello que la directiva del  pone a la venta los carnés de socios. Por una parte necesitan “ayuda solidaria” hacia el club por parte de la afición dadas las circunstancias. Hacerse socio será más importante que nunca esta temporada debido a la situación de crisis. “Solo entre todos podemos hacer posible el futuro del equipo”, dice la directiva en el comunicado publicado .

Y por otra parte se esta estudiando la fórmula mediante la cual los socios podrán ir al pabellón a ver los partidos  ,y en función del aforo que permitan las autoridades sanitarias en cada momento. El resultado se publicará en las redes sociales y en la web del club. La directiva realizará un control exhaustivo en cada partido, identificando a todos los aficionados, asignándoles un asiento y tomándoles la temperatura a la entrada.