La semana pasada se cerró la cuarta edición del Campus CB Arxil, tras seis jornadas de baloncesto y diversión. Las jóvenes canteras del club pusieron así el broche a una temporada atípica y convulsa (con tanto parón fue complicado alcanzar la rutina de entrenamiento), lo que no impidió que las jugadoras quisieran divertirse y disfrutar del balón una semana más.

Un campus que contó con la presencia de entrenadores del club como Moncho, Marga o la visita de Ana (Topi) en la entrega de premios y Diego y Alex que vinieron desde de otros clubs para ayudar a crecer a las jugadoras, además de la presencia de Belén, Carol, Lara, Mariña y Sabela que arroparon a las jugadoras y fueron las delegadas de cada uno de los grupos.  Las dos primeras jornadas discurrieron, como trabajo de pista, intentando mejorar técnicamente (bote, salidas, paso cero, tiro…).

Tras dos días de mucho baloncesto, se descansó del pabellón, pero no paró el ritmo en el Campus, el viernes  tocó visita al Ecoparque de Marín. El día prometía, con una previsión meteorología de mucho calor y sol, a pesar de ello las campistas pudieron poner a prueba sus habilidades motrices y su miedo a las alturas, aunque al final disfrutaron un montón de cada obstáculo y de cada una de las tirolinas, una mañana muy intensa tras varios circuitos en las alturas, pero con ello llegó el fin de semana y un descanso merecido, pues aún quedaba tres días igual de intensos o mejores.

Tras el fin de semana dimos comienzo a las visitas al campus. El cuarto día y tras una mañana de trabajo recibimos a Elio Claveria, árbitro FEB, que compartió con las jugadoras las funciones de los árbitros, así como nociones del reglamento y respondió todas las dudas. Acercando el colectivo arbitral y derribando barreras en la relación con las jugadoras.

El quinto día recibimos la visita de Begoña Arias, una pediatra que fue de las primeras jugadoras del club allá por el año 84 cuando nació el club, y nos habló de la importancia de una alimentación saludable en el cuerpo de un deportista. Todo ello sin olvidar la actividad en pista y las clasificaciones para las finales de las competiciones que se celebrarían el último día.

Y finalmente se llegó al último día de Campus, con la visita de Aldara Vázquez fisioterapeuta y jugadora del club que explicó a cada grupo la importancia del cuidado de los pies en las deportistas, haciendo hincapié en dejarlos respirar y el uso de un calzado apropiado. Tras la charla de Aldara llegó el momento de las finales. Y las entregas de premios de todas las campeonas.  Y de este modo se cerró la cuarta edición del campus con mucho baloncesto y diversión y despidiendo a nuestras canteranas hasta el año que viene.