1º DIVISIÓN MINIBASKET FEMENINA PRIMEIRA FASE CENTRO

VICTORIA MERECIDA Y TRABAJADA

C.B. ARXIL C 46 – 42 PELETEIRO

Pabellón Universitario

Un gran partido de las nuestras que tuvo hasta el último minuto la duda de quien se iba a llevar la victoria. Tras un comienzo demoledor en los primeros minutos del primer sexto para las locales, las visitantes consiguieron reponerse y llegar al final del mismo con una ventaja de un punto. Y ya el segundo caería a favor de las visitantes que conseguían una pequeña ventaja, aunque en el juego ése no era el síntoma pues las locales parecía que podían hacer mucho más. El juego de ambos equipos era similar en la búsqueda de la rapidez tanto con los contraataques como en ls uno por uno de cara al aro. Mientras las defensas fueron muy duras, con mucho contacto en la zona lo que impedía los rebotes claros y las penetraciones limpias. Ya para la segunda mitad del juego y tras el descanso, se vio a un conjunto local más preciso y sobre todo más activo en defensa. Lo que propició llegar con ventaja al último sexto y tener la cabeza fría para no baja los brazos en los últimos minutos y poder así mantener la ventaja. Muy buen partido de ambos conjuntos.

PRE-INFANTIL FEMENINA PRIMERA FASE-LIGA REGULAR

CASI SUCEDE EL MILAGRO

C.B. ARXIL C 34 – 39 SEIS DO NADAL

CB Arxil: Gadea (2), Sabela (14), Madalena (4), Celia (2), Carolina (6), Lorena (2), Estela (2), Paula (2)..

Seis: Inés (2), Ruth (6), Candela (2), Begoña (2), Araiz (2), Carolina (4), Marina (21).

Pabellón Universitario

Partido con dos dinámicas completamente diferentes antes y después del descanso, en donde las visitantes dejaron hacer a un conjunto local que a poco estuvo de dar la sorpresa. Con dos muy buenos refuerzos las locales se presentaron al partido con ganas de jugar ante un rival que en la ida casi les ganó de kao, por lo que quedar a tan solo cinco y remontando la diferencia al descanso se puede decir que hubo victoria anímica para las locales. El partido fue por momentos muy rápido con contraataques fulminantes de las visitantes que poco a poco conseguían una ventaja que pareciera insalvable, mientras las locales lo único que podían hacer era esperar el despiste visitante y conseguir algún punto, eso sí, mediante buenas acciones combinadas. Pero la clave del partido estuvo en la segunda mitad y en las defensas, siendo la local una muy buena defensa en ayudas con un bloque muy cerrado y atento al juego sin balón. Sin perder en ningún momento la iniciativa en el marcador, las visitantes vieron como poco a poco la diferencia se reducía ante el gran juego ofensivo y con gran desparpajo de las locales.